Extracto del libro de Angel Rodriguez Montes. ( Prohibida su reproduccion)

GUÍA DE PROCEDIMIENTOS PARA LA CONSTRUCCIÓN DE UN SPCR.

1. INSTALACIÓN DEL  BAJANTE CONDUCTOR.

En lo posible, el bajante del cable conductor que unirá el CABEZAL DEL PARARRAYOS a la puesta a tierra, será lo más directo. Los cables de unión de masas  equipotenciales se podrán unir  a éste en su recorrido. El cable tendrá una sección de como mínimo 50 mm y se asegurará la trayectoria del cable por medio de  bridas o grapas adecuadas para garantizar su trazado. En todos los casos,  se evitará efectuar curvas inferiores a radios de 20 cm. En lo posible se garantizará que el trazado del cable sea siempre descendente desde el CABEZAL DEL PARARRAYOS a la conexión de tierra en un solo tramo, sin efectuar remontes y bajadas, manteniendo en lo posible las trazadas verticales. En caso de que el cable sea expuesto a posibles roturas por vandalismos o pasos de vehículos, se tendrá que proteger el mismo por medio de en un tubo de metal para su protección mecánica. En otras situaciones donde las estructuras a proteger sean perfectas conductoras eléctricas con una sección superior al cable conductor, se podrá utilizar la propia estructura como conductor eléctrico, señalizando el mismo como "Cable SPCR". En este caso, se conectará un cable del CABEZAL DE PARARRAYOS directamente a la estructura en su parte alta, a la altura del mástil, y otro cable en la parte baja desde la estructura a los electrodos de sacrificio.

VALIDACIÓN ELÉCTRICA DEL BAJANTE CONDUCTOR: Una vez efectuada la instalación eléctrica, en cualquiera de los casos de configuración, efectuaremos un control de la continuidad eléctrica para validar la continuidad electrica del bajante entre el CABEZAL DEL PARARRAYOS y la toma de tierra, validando que están unidos eléctricamente. La medida eléctrica del  bajante de cable que los unes entre ellos, no sera superior a cero ohmios de resistencia.

 

2. CONSTRUCCIÓN DE LA PUESTA A TIERRA.

Dado que la resistencia en ohmios de los diferentes tipos de terrenos, puede variar considerablemente durante el año a causa de los cambios meteorológicos, buscaremos siempre el mejor emplazamiento y en lo posible lo más cerca de la vertical del pararrayos, y a ser posible en una zona húmeda. En todos los casos, y como mínimo, se utilizará una superficie total de electrodos en contacto con el terreno, igual o superior a 1 m². Los electrodos, para construir la toma de tierra, podrán ser en forma de jabalinas o  placas de metal, siendo su composición  de cobre, aluminio o zinc.

IMPORTANTE: En ningún caso se utilizarán electrodos de acero inoxidable, ni se conectarán en serie a la toma de tierra filtros o inductancias que puedan frenar el flujo de corrientes por el cable de tierra  o crear una polarización de la misma.

VALIDACIÓN ELÉCTRICA TOMA DE TIERRA: Una vez construida la toma de tierra, efectuaremos las medidas de su resistencia en ohmios, referente al terreno, para conseguir alcanzar un valor igual o menor a 10 ohmios en el conjunto de la puesta a tierra conectada a la instalación eléctrica y equipotencial. Si no conseguimos este valor, colocaremos más electrodos y aportaremos una constancia de humedad en la tierra todo el año por medio de un sistema de riego gota a gota. Como complemento, podemos enriquecer el conjunto del terreno/puesta a tierra, con sales minerales.

 

3. CABLE PERIMETRAL Y EQUIPOTENCIAL (Recomendado en casa con jardín, piscina y parque infantil):

Para evitar que las tensiones de paso peligrosas afecten directamente  a las personas, fuera de la estructura protegida durante una tormenta, se recomienda efectuar un anillo de tierras perimetral al límite de la zona de donde exista la posibilidad de tránsito de personas. El objetivo, es  garantizar la seguridad eléctrica de las personas en caso de impacto de rayo externo al radio de protección, minimizando los efectos de posibles corrientes que puedan aparecer por el suelo cerca de nuestra estructura protegida. Esto se consigue combinado el anillo de tierra perimetral que hace el efecto de pantalla, con la conexión equipotencial de los elementos metálicos que están cerca del anillo y dentro de él, con el objetivo de referenciarlos todos a un plano de tierra, como pueden ser: vallas, puertas de garaje, farolas, columpios, fuentes de agua, antenas, etc. Para ello se efectuará una zanja en el terreno, en la qué se enterrará el cable de cobre desnudo, de cómo mínimo 50 mm de sección, y a una profundidad mínima de 25 cm y máximo de 50 cm. Este cable de cobre desnudo, se referencia a tierra por medio de la unión del cable a piquetas de 1,50 m  de largo que estarán clavadas en el terreno, dentro de la zanja, y separadas entre ellas cada 10 metros. A este cable perimetral, se unirán eléctricamente todas las masas metálicas por medio de uniones de cable de cobre desnudo  de sección no inferior a 2,5mm ni superior a 50mm. Con el mismo objetivo de conseguir un equipotencial armonizado, con las masas y equipos eléctricos, se unirán todas las puestas a  tierra eléctricas existentes, nuevas o viejas, a  la puesta a tierra del  CABEZAL DEL PARARRAYOS, garantizando así, un mismo valor de ohmios en cualquier punto de la instalación. Todas las conexiones mecánicas y eléctricas  se efectuarán dentro de una caja de PVC, o cemento, con el objetivo de revisar su corrosión durante el mantenimiento. En caso de terrenos donde no se puedan clavar piquetas, se podrán cortar las jabalinas en trozos de 50cm, reduciendo entonces las distancias de separación entre piquetas en medidas equidistantes dentro de los 10 metros. En caso de imposibilidad de colocar piquetas, se doblarán los perimetrales con cable de cobre tantas veces como sea necesario para conseguir bajar la resistencia del terreno.  Como guía técnica complementaria a este manual de instalación,  relacionada con las tomas de tierras eléctricas, se podrán tomar las referencias del REBT que sean más exigentes en cada país que esta propia guía.

VALIDACIÓN ELÉCTRICA PERIMETRAL Y EQUIPOTENCIAL: Una vez terminada la instalación de cables perimetrales y equipotencial, se validará la instalación verificando la continuidad eléctrica en ohmios entre elementos metálicos y tomas de tierra, siendo el valor resistencia de 0 ohmios en cada caso. Por último se verificará la continuidad eléctrica entre el punto de masas más alejado del pararrayos y el propio cabezal del pararrayos.

 

4.  MONTAJE DEL CABEZAL DEL PARARRAYOS.

Una vez colocado el cable de cobre del SPCR en todo su trazado y los soportes de mástil en su posición adecuada, tenemos que mecanizar el mástil  previamente con el agujero de fijación antes de colocar el CABEZAL DEL PARARRAYOS.

                       

PROCEDIMIENTOS

 

A.     Una vez seleccionada la altura adecuada  y el mástil con sección  adecuada al CABEZAL DEL PARARRAYOS, tendremos que efectuar un taladro pasante en el mástil para garantizar la suportación y unión mecánica entre CABEZAL DEL PARARRAYOS y el mástil. 

C.    Una vez efectuado el agujero, procederemos a preparar el cable de cobre para la conexión eléctrica del CABEZAL DEL PARARRAYOS con el mástil.

 

VALIDACIÓN DE CONTINUIDAD ELÉCTRICA CONJUNTO PARARRAYOS/TOMA DE TIERRA: Para validar la continuidad eléctrica del SPCR, se verificará su continuidad eléctrica desde la toma de tierra hasta la parte inferior del cabezal del PDCE. Para esta prueba, se utilizará un medidor de continuidad eléctrica y se verificará que la resistencia entre los dos puntos; Toma de tierra/pararrayos,  sea cero W ,  (0- W). Si la medida es correcta, se puede colocar el mástil en su posición definitiva.

 

RECOMENDACIÓN

Protección interna, según normas IEC-62305 parte 4.

Como complemento de protección del SPCR, se recomienda efectuar una protección interna compuesta por diferentes tecnologías de protección electrónica fina, media y de potencia. La protección interna se instala con el fin de anular posibles chispas y anular, también, la destrucción de equipos eléctricos  dentro de la zona protegida, a causa de efectos indirectos de sobretensiones, generados por inducciones y acoplamientos cuando los rayos impactan cerca de la instalación protegida o en la propia instalacion del PARARRAYOS.  Para su efecto de prevención y protección de sobretensiones, se coloca una barrera electrónica de protectores de sobretensión,  en funcion del nivel de curva de proteccion deseada, sea de 100 o 50kA, desde los cuadros generales de tensión, y se conectan los descargadores por medio de un cable de tierra, con funda, a una toma de tierra independiente del resto de los sistemas de tierras o equipotenciales. Esta tierra, sólo servirá para descargar las sobretensiones residuales del rayo procedentes de la red. Su valor de resistencia, en ohmios, será inferior a 10  en las peores condiciones climáticas. A ser posible la tecnología a utilizar como descargador tendrá que ser de GAS, no de componentes electrónicos semiconductores.

 

Una vez terminada la instalación se ha de rellenar un registro de puesta en marcha y enviar al fabricante para que le retornen la garantia sellada.